Cárdenas -
Entrar | Registrarse

Ventajas de la lactancia materna

El mejor alimento que puedes dar a tu hijo es tu propia leche. Es el alimento más completo, se presenta siempre en las condiciones óptimas, le protegerá de infecciones y alergias y, además, es económico.

Todos los pediatras del mundo durante todos los tiempos así como entidades tan prestigiosas como la Organización Mundial de la Salud (OMS) o UNICEF promueven la... Ver más lactancia natural en todos sus comunicados.

La leche materna contiene los nutrientes necesarios en las cantidades adecuadas para cada etapa del bebé.

Después del nacimiento el pecho segrega el calostro, que es un líquido amarillento, translúcido con alto contenido en proteínas, vitaminas y minerales. Pasados tres o cuatro días aparece la leche de transición y después la leche madura que contiene los ingredientes necesarios y en las cantidades correctas para convertirse en la principal fuente de nutrientes durante los primeros 4 a 6 meses de vida del niño.

Es más fácil de digerir



Las proteínas presentes en la leche materna son fundamentalmente suero fácilmente digerible. Lo mismo ocurre con los hidratos de carbono (lactosa) y las grasas presentes en la misma.

La leche está siempre fresca y a temperatura adecuada



Si la madre está sana y cuida y limpia sus glándulas mamarias, el alimento llega al bebé sin posibilidad de que haya contaminación externa. Podemos decir que va del productor al consumidor directamente, estando disponible en cualquier momento y a cualquier hora.

La leche materna contiene anticuerpos que protegen al bebé



El calostro y la leche materna contienen anticuerpos que ayudan al bebé a luchar contra las enfermedades comunes de la infancia y a recuperarse de ellas mejor. De hecho, los bebés alimentados al pecho tienen menos otitis, diarreas y enfermedades alérgicas.

La leche materna se adapta a los cambios de tu bebé



El milagro de la leche materna es que cambia en función de las necesidades nutricionales del bebé. Desde el calostro (rico en proteínas, vitaminas y minerales) hasta leche con mayor contenido en grasas que favorece el crecimiento y la ganancia de peso, cuándo el bebé tiene más de 4 meses.

La lactancia natural crea unos lazos especiales entre la madre y su bebé.



Durante la lactancia, el bebé se encuentra muy cerca de la madre y es ese contacto físico el que le está satisfaciendo sus necesidades nutricionales. El lazo afectivo madre-hijo tiene en este momento su máxima expresión.

La lactancia natural ayuda a la madre a recuperarse



La lactancia estimula las hormonas femeninas que actúan en la recuperación de los tejidos y de las funciones del organismo. Además, amamantar quema calorías lo que ayuda a recuperar el peso ideal.

La lactancia materna no tienen coste alguno



Frente al gasto que supone la lactancia artificial. Ver menos

La alimentación infantil

Uno de los mejores legados que podemos dejar a nuestros hijos es una correcta educación en su alimentación. Una educación que no solo busque objetivos a corto plazo (que se coma las espinacas), sino una educación cuyo objetivo básico sea formarles para que en su futuro de forma autónoma decidan seguir el camino positivo de cuidar la salud.

Uno de los peligros mayores... Ver más a los que se enfrentan los niños de hoy en día es el desequilibrio en la alimentación diaria. Este desequilibrio se plasma en una carencia o insuficiencia en la ingesta de verduras, frutas, cereales y legumbres; y un exceso de productos elaborados industrialmente (bollería, comida rápida, etc...)

Parte de la culpa de este desequilibrio la tienen los padres, pues generalmente por las prisas o por cansancio suelen acudir con frecuencia a este tipo de productos, especialmente a la hora del desayuno o la merienda. Sin embargo, lo único que estamos generando así es una pauta de comportamiento en nuestros hijos negativa a largo plazo, pues crecerán con la idea del recurso fácil a este tipo de alimentación.

Ni mucho menos se trata de obligar a los niños a comerse aquellos productos que aunque saludables, no les gusten. Está demostrado que psicológicamente obligar a comer ciertos productos, ayuda a desarrollar a largo plazo una fobia hacia ellos, de manera que los efectos serían todavía más negativos que el hecho de no comer determinado producto.

Hay que incentivar la alimentación equilibrada y saludable de nuestros hijos haciéndoles comprender que es lo mejor para ellos. Una de las claves será el propio ejemplo que den los padres. Así, si desde el primer momento nos observan preocupados por llevar una buena y correcta alimentación comprenderán que no es algo para tomarse a la ligera y que merece un poco de atención.

Otra idea muy sugerente es hacerles participar en la elaboración de algún plato. Cuando los niños participan, se lo toman como un juego divertido ayudándoles a desarrollar su creatividad y abrir su mente a nuevos sabores. Y en este sentido, también resulta muy útil llevar a los niños a diferentes restaurantes de comida típica para que desarrollen un paladar sin límites en el que lo único sabroso no sea el azúcar y la comida frita.

Este tipo de pautas, además de mantener la salud física de nuestros hijos, nos ayuda a mantener una buena salud psicológica, ya no sólo la derivada del tiempo que pasamos con ellos en la cocina o en un restaurante, sino también que les ayuda a comprender los beneficios de una dieta equilibrada, previniendo así enfermedades como la bulimia o la anorexia.

En conclusión, los padres deben hacerse la pregunta ¿qué tipo de adulto quiero que sea mi hijo? Y actuar en consecuencia a la respuesta. Además, sería muy interesante informarse adecuadamente con un especialista en nutrición, para que no se nos olvide nada. Ver menos

Cuidados en la piel de los niños

Si su hijo presenta algún tipo de lesión o manifestación anormal en la piel debe ser evaluado por el médico pediatra o el dermatólogo infantil ya que existen innumerables tipos de enfermedades que necesitan de un adecuado diagnóstico y para hacer esto posible es imprescindible ver y examinar al paciente en su conjunto.

El baño y sus cuidados


Los... Ver más niños pueden realizar el baño diariamente pero se recomienda que su duración no sea mayor de 25 minutos.

El agua debe tener una temperatura de 30 a 32 grados centígrados y la temperatura ambiental estar entre los 24 a 26 grados centígrados.

No usar en niños jabones perfumados o espumas para baño ya que pueden favorecer a la presencia de irritaciones y secar la piel.

La piel seca "pica" y en el niño son frecuentes la aparición de lesiones de rascado y sobreinfección de las mismas que pueden empeorar el cuadro.

Se recomiendan jabones de glicerina neutros o jabones de avena que tienen la características de mantener una adecuada hidratación cutánea.

El shampoo debe ser hipoalergénico (hay muy buenos a nivel comercial) o en su defecto usar el mismo jabón.

Por una cuestión de practicidad el lavado de cabeza debe ser previo al lavado del cuerpo.

El bebé se siente reconfortado en el agua.

El secado del bebé debe ser metódico evitando dejar lugares húmedos y usando toallas suaves preferentemente de algodón.

En algunos niños con predisposición a piel seca se recomienda el uso de cremas hidratantes suaves de marcas reconocidas, es el médico pediatra o dermatólogo quien le recomendará la adecuada para su hijo.

Uso de perfumes, lociones y colonias


En la práctica diaria es frecuente ver el interés de los familiares en el uso de lociones o perfumes en los niños. No es recomendable esta práctica en niños pequeños ya que es alto el porcentaje que presentan reacciones a estos productos.

En caso de usarlos no colocarlos directamente sobre la piel del niño, se puede intentar poner unas gotitas (3 o 4) en la ropa más externa pero en caso de aparecer la mínima irritación de piel se suspenderá de forma inmediata.

Al tener pocas glándulas apócrinas los pequeños no presentan olores desagradables a transpiración y con la mano en el corazón: no es hermoso el olor natural de los bebés?.

Higiene del Cordón Umbilical


El cordón umbilical puede estar presente las primeras 2 semanas de vida y para su higiene se recomienda en cada cambio de pañal el uso de gasas con alcohol para evitar infecciones, este tipo de higiene se debe realizar hasta unas 48 horas posteriores a la caída del mismo.

No se debe mantener el cordón umbilical cubierto por gasas ya que esto perpetúa la humedad de la zona y por ende retasar la caída normal del mismo.

Higiene de la región del Pañal


En la zona del pañal se recomienda el uso de aceite del tipo oleocalcáreo o en su defecto aceite común de cocina.

El abuso del uso de agua en esta región favorece la irritación y si sumamos lo que produce el pis y la caca potencian este riesgo.

La higiene debe hacerse de adelante hacia atrás en las niñas ya que de esta manera disminuye el riesgo de infecciones en las vías urinarias por "arrastre de bacterias" .

En la zonas de los pliegues (rollitos) que abundan en los bebés debe realizarse un secado a conciencia con toallas de algodón ya que es un lugar donde se acumula humedad y esto a su vez favorece la aparición de dermatitis del pañal.

Los pequeños al tener de por sí una piel sensible pueden presentar enrojecimientos momentáneos de la zona sin que esto sea una franca dermatitis, pero en caso de notar que progrese no deje de consultar con el profesional a cargo del control de salud del niño.

En cuanto al uso de pañales se recomiendan aquellos de marcas reconocidas y con adecuadas propiedades de absorción.

Algunos pañales en algunos niños producen enrojecimientos en la piel por lo que puede no ser raro el tener que probar algunas marcas hasta encontrar la adecuada para su bebé.

No todo cambio en la coloración de la piel en la región es debido a una dermatitis del pañal por lo que uno debe estar atento pero no exagerar.

Higiene de orejas y nariz


El uso de hisopos suaves de algodón pueden ayudar a la higiene de estas zonas pero siempre que se hagan en forma superficial y externa con SUMO CUIDADO. Ver menos

Cuidado! Los niños sufren...

Si pedimos a un adulto -cuyos padres no tuvieron un matrimonio feliz- que describa los recuerdos de su niñez, es probable que escuchemos historias de tristeza, confusión, falsas esperanzas y amargura. Sus padres pueden haber divorciado, o haber sido esas parejas que sólo seguían juntos por el bien de los niños.

No importa si una pareja está casada, separada o... Ver más divorciada cuando una madre y un padre muestran hostilidad y desprecio el uno hacia el otro, sus hijos sufren. Esto ocurre porque el desarrollo de un matrimonio -o un divorcio- crea una especie de ecología emocional para los niños.

Así como un árbol se ve afectado por la calidad del aire, el agua y el suelo en su medio, la salud emocional de los niños está determinada por la calidad de las relaciones íntimas que los rodean.

Sus interacciones como padres, influyen en las actitudes y logros de sus hijos, la capacidad para regular sus emociones para llevarse bien con los demás. En general, cuando los padres se preocupan y se apoyan mutuamente, la felicidad emocional aflora en los hijos. Pero los niños que está constantemente expuestos a la hostilidad que existe entre sus padres, pueden toparse con riesgos que ni siquiera son capaces de advertir.

No hay ninguna duda de que los niños se sienten afligidos cuando son testigos de las peleas de los padres. Sus reacciones varían entre: el llanto, quedarse inmóviles, tensionados, taparse los oídos, esconderse (o por lo menos taparse los ojos, creyendo que así dejará de existir tan terrible escena).

Incluso los niños más pequeños, reaccionan ante las discusiones de los adultos con cambios fisiológicos tales como el aumento del ritmo cardíaco y la presión sanguínea. El estrés de vivir con el conflicto de los padres puede afectar el desarrollo del sistema nervioso autónomo de un pequeño, el cual determina la capacidad del niño para resolver problemas.

Los hijos de las parejas muy conflictivas obtienen clasificaciones más bajas. La gran tragedia educativa de nuestro tiempo es que muchos niños están fracasando en la escuela, no por problemas intelectuales o físicos, sino por susdesequilibrios emocionales, producto del ejemplo emocional que reciben en el seno de sus hogares.

Los niños educados por padres cuyos matrimonios se caracterizan por la crítica, la posición defensiva y el desprecio, tienen muchas más probabilidades de mostrar una conducta antisocial y agresiva hacia sus compañeros de juego. Tienen mayores dificultades para regular sus emociones, concentrar su atención y calmarse a sí mismos cuando se sienten perturbados. También, el maltrato emocional recibido por un niño puede manifestarse en problemas de salud, que pueden ir desde tos y resfríos hasta llegar a cuadros de estrés crónico.

Aunque esto puede resultar perturbador para los padres que están experimentando un conflicto matrimonial, hay esperanzas. En especial para las parejas de padres (casados o divorciados) que se sientan motivadas por cuidar y dar un buen ejemplo a sus hijos. La primera y más importante lección que una pareja de padres debe aprender es:

No es el conflicto entre los padres, en sí mismo, lo que resulta tan perjudicial para los niños, sino la forma en que los padres manejan sus disputas.

A menudo, las discusiones, los enfrentamientos y las disputas, dejan a los padres demasiado agotados y disponen así de menos tiempo y energía para dedicar a sus hijos. Estar presentes, desde el punto de vista emocional, ayudándolos a enfrentar los sentimientos negativos, escuchándolos y guiándolos durante los períodos de estrés familiar, hace que los hijos se sientan protegidos contra muchos de los efectos perjudiciales de la agitación familiar, incluído el divorcio.

El divorcio no es necesariamente lo que perjudica a los niños, sino más bien la intensa hostilidad y la mala comunicación que puede desarrollarse entre madres y padres, ya que éstas pueden continuar aún después del divorcio.

Las formas adecuadas de abordar los conflictos entre padres, pueden ser aprendidas por ellos mediante una correcta "capacitación emocional", un amortiguador probado contra los efectos perniciosos de los conflictos matrimoniales y familiares en general.

Los padres, cuyos matrimonios son insatisfactorios, ofrecen un mal ejemplo a sus hijos sobre la forma de relacionarse con los demás. Los niños que son testigos de la agresividad, beligerancia o desprecio de sus padres entre sí, tienen más probabilidades de mostrar esta misma conducta en sus relaciones con sus amigos.

Al carecer de modelos que les enseñen cómo escuchar con empatía y resolver los problemas en forma cooperativa, los niños siguen el libreto que sus padres les han enseñado, un libreto que afirma que la hostilidad y la actitud defensiva son respuestas adecuadas para el conflicto que la gente agresiva consigue lo que quiere.

Cuidado! Los niños sufren... Ver menos

La importancia del desayuno

Un desayuno bien planificado asegura el aporte de nutrientes a través de los alimentos para afrontar el día con energía y no tener déficits de glucosa que repercuten negativamente en el rendimiento físico y escolar. Hay que tener en cuenta que el organismo lleva entre 10 y 12 horas sin recibir ningún alimento.

Recomendamos que antes de iniciar una dieta, se visite a... Ver más un médico especializado, para que él haga un examen detallado del estado de nuestro organismo y recomiende si nos podemos someter a dieta en ese momento.
Conviene que el niño se levante con tiempo y dedique los primeros minutos a las actividades de aseo y cuidado personal antes, para así generar sensación de hambre.
Cualquier persona que realice un buen desayuno, mejorará su estado nutritivo y también su rendimiento.

Mejora de su estado nutritivo. Tomar un buen desayuno ayuda a tener ingestas más altas de la mayor parte de los nutrientes que el organismo precisa a lo largo del día. Los niños y jóvenes que no desayunan suelen tener una dieta de peor calidad, mientras que quienes lo hacen adecuadamente, suelen hacer una dieta menos grasa, más rica en carbohidratos, fibra, vitaminas y minerales…

Control del peso. La práctica de repartir las calorías durante el día en 4 ó 5 tomas hará que no se sobrecargue el resto de las comidas del día. Un desayuno adecuado, ayuda a reducir el contenido graso de la dieta diaria y contribuye a evitar que se pique entre horas, factor muy importante a la hora de controlar el peso.

Rendimiento escolar, físico e intelectual. Quienes no desayunan ponen en marcha una serie de mecanismos en el organismo (descenso de la insulina y aumento de cortisol, catecolaminas…) para mantener la glucemia a niveles aceptables. Estos cambios hormonales pueden alterar o condicionar la conducta e influir negativamente en el rendimiento físico y escolar.
No desayunar es una mala costumbre. Un buen desayuno debe contener raciones de los grupos básicos de los alimentos:
- Farináceos: pan, cereales, tostadas, galletas… proporcionan hidratos de carbono de absorción lenta que aportan energía y, vitaminas y minerales.
- Lácteos: leche o yogur o queso por su contenido en proteínas y calcio, vitamina A, D y vitaminas del grupo B.
- Fruta: contiene hidratos de carbono de absorción rápida, agua, vitaminas, minerales y fibra.
- Otros: queso, jamón… ricos en proteínas de alta calidad.

En total el desayuno debe suponer entre el 20 y el 25% de las calorías ingeridas a lo largo del día. Ver menos

Regístrate ¡es Gratis!