Cárdenas -

¿Cuando debo llevar a mi hija al Ginecologo?

24/10/2005
e-mail Imprimir PDF

Es probable que pensar en llevar a su hija por primera vez al ginecólogo le genere temor.

Alrededor de los 11 años, ya que aproximadamente a esas edad comienzan las modificaciones del esquema corporal relacionadas con el inicio de la pubertad. Las mismas se acompañan de cambios psicológicos y sociales propios de esta etapa, lo que lleva a la púber a crear vínculos diferentes con su familia, amigos, docentes y médicos. Los especialistas en ginecología de la niña y de la adolescente (infanto-juvenil) tenemos en cuenta todos los aspectos antes mencionados para la atención integral de la paciente y por ello el manejo de la consulta difiere de la adulta.

La función del ginecologo infanto-juvenil consiste, además del diagnostico y tratamiento de patologías ginecológicas, en:

Acompañar a la paciente en su crecimiento y desarrollo. Educar, o sea, informar acerca de la higiene menstrual y despejar dudas acerca de la normalidad o no de modificaciones corporales (que suelen crear gran preocupación).

Hacer prevención: para poder encarar los problemas propios de esta difícil etapa desde el inicio: trastornos de la alimentación (anorexia-bulimia), abuso sexual, alcoholismo, tabaquismo, consumo de drogas, embarazo inoportuno, etc.

Generar o dejar espacio abierto propio de la púberta o adolescente en el cual se sienta cómoda, contenida y que le permita recurrir ante cualquier inquietud o preocupación en el futuro (anticoncepción, prevención de enfermedades de transmisión sexual, SIDA, etc.).

Es probable que pensar en llevar a su hija por primera vez al ginecólogo le genere temor, pero si lo supera y piensa todo los anteriormente explicado, se dará cuenta que, al contrario, se sentirá mas tranquila (y también su hija) con el respaldo de un profesional especializado.

 
Tenemos 1 usuarios conectados (0 miembros, 1 invitados)