Cárdenas -

Consejos para el Sexo Anal

24/10/2005
e-mail Imprimir PDF

La lubricación es crucial desde el inicio de la estimulación: Dedos y pene bien lubricados para no hacer daño. Si no hay lubricante, la saliva es una alternativa.

1. No asaltar a la pareja sin explicarle antes lo que se quiere.
2. Si hay cualquier reparo, dejarlo para otra oportunidad. No presionar o insistir.
3. Higiene precoital: Zona, pene y dedos limpios.
4. La lubricación es crucial desde el inicio de la estimulación: Dedos y pene bien lubricados para no hacer daño. Si no hay lubricante, la saliva es una alternativa.
5. No olvidar que la estimulación táctil y oral es parte del menú.
6. La estimulación con los dedos en el perineo de hombres o mujeres, situado entre dos y cinco centímetros al interior del conducto rectal, puede ser muy gratificante.
7. No usar lubricantes acuosos, como vaselina, si se usa preservativos, pues los daña.
8. Nunca brusco ni profundo: La penetración debe ser suave y paulatina.
9. No temer a manchar, pues el recto inferior suele estar vacío.
10. Ante el asomo de cualquier dolor, suspender la experiencia. Este tipo de relación no debe ser dolorosa.
11. No tener sexo vaginal después del anal, para evitar infecciones.
12. Lavarse el pene y las manos después de la estimulación anal y antes de tocar la vagina o el pene nuevamente.
13. Conoce las partes “ahí sí” de tu pareja, para estimularlas cuando el orgasmo esté cerca.
14. Conocer las partes “ahí no” de tu pareja, para respetarlas.
15. Para prevenir infecciones, el preservativo es recomendado no sólo para el sexo casual, pues la experiencia anal suele provocar alguna fisura y sangramiento, aunque a veces no sea perceptible.

 
Tenemos 1 usuarios conectados (0 miembros, 1 invitados)