Cárdenas -
Entrar | Registrarse

La Mamá Floja

Hace 25 díasLidia Eugenia
LA MAMÁ FLOJA

Había una vez una mamá floja.

Y era tan floja que decidió dejar de trabajar fuera de casa y dedicarse a su bebé a tiempo completo. 24 horas al día, 7 días a la semana. Algo decía sobre "APEGO".

Y era tan floja que le daba teta a su bebé cada vez que quisiera sin tener que mirar el reloj y no cada 3 horas y 20 minutos cada teta... Ver más como le dijeron las enfermeras. Algo decia sobre "LIBRE DEMANDA".

Y era tan floja que estaba con su bebé en brazos todo el día o cargado con unas telas extrañas que llamaba fular donde el bebé iba seguro, feliz y calentito. Algo decía sobre "PORTEO".

Y era tan floja que le dió solo leche materna por 6 meses. Ni probaditas de agua, manzanilla o anicito ¡Pobre bebé! Seguro moría de sed. Algo decía sobre "LACTANCIA EXCLUSIVA".

Y era tan floja que no hacía dormir al bebé en su cuna ni lo dejaba llorar para que le desarrollen los pulmones sino que lo llevaba a su cama para que el bebé pueda tomar teta sin tener que levantarse y asi puedan dormir ambos tranquilos y felices. Algo decía sobre "COLECHO".

Era tan floja que en lugar de hacerle papillas le daba trozos de alimentos que el bebé podría agarrar y chupar él solo para que aprenda mejor de sabores y texturas, aunque luego tenía que limpiar todo. Algo decía sobre "BABY LED WEANING".

Eran tan floja que no le enseñaba a su bebé a sentarse, pararse y caminar sino que le permitía hacerlo a su propio ritmo sin intervenir ni forzarlo. Y también era tan floja que nisiquiera no le ponía zapatos sino que lo dejaba andar descalzo. Algo decía sobre "LIBRE MOVIMIENTO".

Era tan floja que no lo llevaba a talleres de estimulación temprana sino que le daba herramientas y un ambiente adecuado para que explore y descubra el mundo por su cuenta. Algo decía sobre "ACOMPAÑAMIENTO".

Era tan floja que no lo presionaba para que deje el pañal ni para que deje su teta sino que esperaba con paciencia que lo haga de forma natural, sin presión ni métodos traumáticos. Algo decía sobre "CRIANZA RESPETUOSA".

Y lo peor, era tan floja que no escuchaba cuando la críticaban y juzgaban por ser mamá floja sino que prefería ser feliz y amar a su bebé.

Autor desconocido. Ver menos

5 TÉCNICAS PARA DESCONGESTIONAR LA NARIZ DE UN BEBÉ

Hace 25 díasLidia Eugenia
Ahora que llega el invierno y con él la bajada de las temperaturas, es frecuente ver a los bebés y niños con mocos. Vemos a las madres desesperadas por que sus hijos empiezan a resfriarse y con ello los problemas respiratorios son frecuentes.

Esto les dificulta alimentarse y dormir, por lo que es un tema que nos preocupa. Es importante eliminar el moco, porque si se le... Ver más acumula en las vías respiratorias, le puede producir infecciones.

Los bebés respiran por la nariz y tenerla obstruida con mucho moco, les obliga a respirar por la boca. Esto hace que no duerman bien, que les cueste comer e incluso les puede provocar que vomiten.

Es por eso que te mostramos 5 técnicas para descongestionar la nariz de tu pequeño y mantenerlo limpio de esos molestos mocos:

TÉCNICAS PARA LIMPIAR LOS MOCOS AL BEBÉ:

1.*. SUERO FISIOLÓGICO

Esta es la técnica principal para la limpieza nasal de nuestro niño, y además la más utilizada. Es agua a la que se le ha añadido sal para que se parezca a los fluidos de nuestro organismo. Esto lo que hace es ayudar al chico reblandeciendo los mocos. Gracias a esto el pequeño acaba expulsándolos o bien acaba tragándoselos.

No hay ningún problema con que se los trague. Estos acabarán en el estomago y de allí finalmente saldrán expulsados a través del pipi o las heces.

Hoy en día venden en las farmacias ya el producto preparado para hacer estas limpiezas nasales. Es importante preguntar por el que sea adecuado a la edad de tu niño, porque si tiene mucha presión puede hacer que los microbios se vayan hacia los oídos.

Los lavados hay que realizarlos antes de comer y antes de dormir. Con 3 o 4 veces al día suele ser suficiente.

2.*. ASPIRADOR NASAL DE PERA

Este tipo de aspirador también es muy frecuente. Consta de una boquilla que va introducida en una goma con forma de pera. Se introduce la boquilla en la nariz de nuestro bebé y entonces presionamos la pera y soltamos poco a poco para que aspire los mocos.

3.*. ASPIRADOR NASAL DE CÁNULA

Este instrumento consta de una boquilla para la madre o padre y un cabezal que se adapta a la nariz del pequeño. En este cabezal hay un filtro para controlar la presión de aspiración y para frenar los mocos que llegan.

Hay que colocar el cabezal en la nariz de nuestro niño y con cuidado el padre o la madre debe de aspirar sin mucha fuerza.

4.*. PINZAS NASALES

Estas son recomendables cuando los mocos están secos. Tienen un tope de seguridad para que la pinza no entre demasiado en la nariz del bebé. En ciertas situaciones tener unas pinzas nasales nos puede venir bien.

5.*. DESPUÉS DEL BAÑO

Otra técnica que también funciona bien para eliminar los mocos de nuestro pequeño es justo después del baño. Cuando bañamos a nuestro hijo con agua caliente, ésta reblandece los mocos y por tanto es mucho más sencillo que salgan.

CÓMO ALIVIAR CIERTAS DIFICULTADES QUE PROVOCAN LOS MOCOS EN EL BEBÉ:

* Usar humidificadores. Estos son muy útiles cuando nuestro hijo tiene congestión, puesto que el aire húmedo entra y reblandece los mocos de sus pulmones, ayudándolo a expulsarlos.

* Dale de comer en pequeñas cantidades pero con más frecuencia. La comida junto con los mocos le pueden producir vómitos.

* Si los mocos impiden dormir a tu niño, intenta poner la espalda y cabeza algo más alta que el resto del cuerpo. Esto lo puedes conseguir poniendo debajo de la cuna algún libro para que haga de cuña o doblando una manta y poniéndola debajo del colchón para que la espalda quede más elevada.

* Ambiente húmedo y ventilado. Si tenemos un ambiente húmedo, les ayuda a descongestionarse.

* Ofrecerle líquidos constantemente. Con esto lo hidratamos y favorecemos la expulsión de los mocos.

Ahora que sabes algunas técnicas para aliviar la mucosidad de tu hijo, puedes ponerlas en práctica. Con ellas seguro que tu bebé va a estar más cómodo y tú más tranquila. Los mocos no volverán a ser un problema. Ver menos

Yo soy mamá!!

Hace 1 mesesLidia Eugenia
Cuando una madre dice que está cansada, eso es todo lo que quiso decir.

Ella no dijo que quiere dejar a su hija y olvidar que él (ella) existe.

Cuando una madre dice que quería tiempo sola, sólo para ella, eso es todo lo que quiso decir!

Ella no dijo que se arrepiente de ser madre y que la maternidad fue un error en su vida.

Cuando... Ver más una madre dice que necesita ayuda para hacer ciertas cosas, eso es exactamente lo que quiso decir.

Ella no está diciendo que es incapaz y no se da cuenta de su vida.

Cuando una madre hace fideos para la cena, no significa que ella haga fideos todos los días de la vida y que su hija no conoce ni carne ni verduras.

Cuando llegas a casa de una madre y te enfrentas a la desorganización, no significa que todos los días esa casa éste desorganizada.

Cuando una madre dice que le gusta salir con sus amigas, eso es todo lo que quiso decir.

Ella no quiere volver a tener vida de soltera y disfrutar como si no tuviera responsabilidades.

Cuando una madre dice que está preocupada o asustada, eso es lo que quiso decir.

No dijo que era una cobarde.

Cuando escuchas a una madre gritando, no significa que solo grite, probablemente ya hablo 300 veces con el tono de voz normal.

Cuando veas a una madre nerviosa al borde de la locura, no significa que todos los días esté en esa situación, hay todo un contexto, toda una situación.

No inventes mentiras para juzgar a alguien, mucho menos a una mujer que todos los días y en todo momento, abre mano de la propia vida para vivir la vida de otro ser que ella sabe que es mucho más importante que ella.

En el mundo no hay ningún ser humano que sea capaz de renunciar y donar tanto como una madre, y merecen mucha comprensión y menos juicios. Ver menos

COLECHO: ¡¡Lo mejor para tu bebé!!

Hace 1 mesesLidia Eugenia
No. Los bebés no son como nos lo
contaron. A los bebés no les
gusta dormir en cuna. Rodeados
de barrotes. Presos en una jaula.
No. Los bebés quieren dormir
junto al cuerpo de su mami,
calentitos, seguros, amparados,
amados, tocados.

No. Los recién nacidos no quieren
siquiera estar en posición
horizontal. Quieren... Ver más dormir en tu
pecho, en vertical, meciéndose al
arrullo de tu corazón. En
horizontal su digestión se
Vuelve lenta, vomitan, buchean,
cogen cólicos, se asustan, se
sienten vulnerables.

No. Los bebés no se acostumbran
a los brazos: ya nacen
acostumbrados. Desde el principio
saben bien lo que es bueno.

No. Los bebés no duermen toda la
noche. Se despiertan a cada rato.
Para comer y para no comer. Para
comprobar que estás a su lado y
que los estás cuidando. Para
cerciorarse de tu presencia, que
es su seguridad. Para tocarte y
olerte.

No. Los bebés no quieren estar
solos. No quieren perderte de
vista ni un minuto, quieren estar
junto a ti, en el centro de la vida.

No. Los bebés no quieren jugar
solos en un corral. Quieren jugar
contigo, sonreír, ser atendidos,
treparte por encima, gatear por el
cuarto.

No. Los bebés no quieren tomar
leche de otra especie. Quieren
leche de la suya, de la que sabe a
mamá.

No. Los bebés no quieren chupar
todo el día un trozo de plástico.
Quieren chupar tus pechos, sus
manitos, tus dedos... piel
humana.

No, los bebés no quieren que los
vistas, ni que les pongas tejidos
picosos, aretes en las orejas,
ropas apretadas, cintas, encajes y
otras cosas que los molestan. Quieren
estar desnudos, correr sin
zapatos, disfrutar del tacto de la
naturaleza en su piel, del piel con
piel contigo.

No. Los bebés no quieren estar
quietos. Quieren que te muevas,
que los mezas, los arrulles, que
andes y pasees, y los lleves
contigo. En cuanto pueden,
quieren gatear, correr, saltar,
explorar, llegar a todas partes...

Sí. Los bebés son curiosos por
naturaleza. Quieren y deben
tocarlo todo. Incluidas esas cosas
que tú más tocas: los
relojes, los teléfonos, los equipos
informáticos...Su riqueza sensorial
se desarrolla a partir de ahí.

No. Los bebés aprenden lo que
viven. Si siempre oyen "no",
pronto a todo te dirán no. Si a
todo tienes miedo, pronto a todo
tendrán miedo.

No. Los bebés no son alto-
demandantes. Somos nosotros los
bajo-tolerantes, los bajo-
pacientes, los bajo-disponibles,
los bajo-respondedores.

No. Los bebés no quieren que los
dejes. Quieren ir contigo a todas
partes, eres su ejemplo, su
seguridad, su referente, su único
universo.

Te guste o no te guste, así son los
bebés humanos, primates,
mamíferos. Si quieres
comprobarlo, tan solo ten uno.
Ninguna otra especie desconoce
tanto a sus propias crías. Si
queremos un mundo un poquito
más humano, bien haríamos en
comprenderlo.

No son como nos lo contaron. Son
infinitamente mejores y más
inteligentes. Cualquiera que ve a
estas crías diría: ¡qué especie tan
avanzada! ¿¡Y cómo se convirtieron
en lo que hoy son!?

Reflexionemos!! Ver menos

Regístrate ¡es Gratis!