Cárdenas -
Entrar | Registrarse

¿El arroz blanco es bueno o malo?

Hace 1 mesesWebMaster
El arroz tiene muchas variedades y cada uno de ellos tiene diferentes propiedades. El más común, sin embargo, es el blanco. Es el más barato, suave, rápido y se cocina bien. Sin embargo, este arroz ha ganado notoriedad por la creencia generalizada de que ha perdido su valor nutricional por lavado. Esto no es enteramente verdad, y por ello, en esta ocasión, te hablamos más sobre sus pros y... Ver más contras.

Tipos de arroz blanco


El arroz blanco en sí se puede dividir en otras subcategorías. Se divide principalmente por tamaño y método de procesamiento. Hay arroz de grano largo, que es pesado, con menos almidón, y arroz de grano corto, que es pesado y pegajoso. Las variedades más conocidas de arroz incluyen:

• Basmanti - Sabor y textura ligeros
• Dulce - Muy fino y ligero, usado para sushi
• Jazmín - Suave y aromático
• Arborio - Redondo, usado en risotto

Propiedades nutricionales


El arroz blanco casi no tiene sal ni azúcar. Tampoco contiene gluten, por lo que es bueno para personas que no toleran esta mezcla de proteínas. Además arroz blanco es una rica fuente de carbohidratos y proteínas energéticos. En cuanto a los elementos, el arroz aporta altas cantidades de magnesio, algo menos de folato, selenio, tiamina y niacina, así como algunas cantidades de cobre, zinc, hierro y vitamina B6.

Los beneficios de comer arroz blanco


Rica fuente de carbohidratos


Los carbohidratos son una fuente de energía, razón por la cual comerlos es tan valioso para los atletas y las personas que hacen ejercicio. Media taza de arroz aporta hasta 22,3 gramos de carbohidratos, por lo que se recomienda comer antes y después del entrenamiento. Durante el ejercicio, se necesita energía y, después del ejercicio, el cuerpo tiene que recuperar lo que perdió durante el entrenamiento. El arroz se convierte así en el compañero perfecto para las personas a las que les gusta el gimnasio.

Ayuda al corazón


Se han encontrado grandes cantidades de selenio y ácido fólico en el arroz. Estas dos sustancias son esenciales para el buen funcionamiento del corazón y del sistema nervioso. Reducen el riesgo de ataque cardíaco, accidente cerebrovascular y enfermedad de los vasos sanguíneos.

Manganeso que protege el cuerpo


El manganeso es uno de los componentes básicos de los huesos. Al comer arroz, mejora la condición de su sistema esquelético, fortalece sus huesos y los protege contra lesiones. El manganeso también es un elemento útil para el metabolismo, jugando un papel muy importante en la quema de carbohidratos, proteínas y colesterol.

El lado oscuro del arroz


Sin embargo, no todo el mundo puede comer arroz blanco impunemente. Debido a los carbohidratos, las personas con diabetes deben tener cuidado con él: para evitar picos de azúcar, deben combinar el arroz con productos de otras categorías para crear una comida equilibrada. Aunque el arroz se considera uno de los cereales más seguros, algunos deberían eliminarlo por completo de sus dietas. Por ejemplo, las personas que padecen un tipo de alergia alimentaria: el síndrome de enteritis inducido por proteínas alimentarias (FPIES), que puede ser causado, entre otros, por el arroz.

Además, contiene menos fibra que los cereales integrales, por lo que puede causar estreñimiento (el arroz blanco demasiado cocido es un remedio para la diarrea por una razón). También debemos recordar que el arroz (no solo el blanco) puede contener arsénico, que llega al agua subterránea en las plantaciones.

En conclusión, el arroz es una gran fuente de carbohidratos necesarios para generar y quemar energía. Se recomienda especialmente para deportistas, tanto antes como después del entrenamiento. No es cierto que el arroz blanco carezca por completo de propiedades nutricionales; ya que una rica fuente de magnesio y manganeso, necesaria para el buen funcionamiento de todo el organismo.

Y si no hay contraindicaciones para la salud, se puede consumir normalmente. Ver menos

Los 8 mejores superalimentos para aumentar la inmunidad

Hace 1 mesesWebMaster
Existe una serie de superalimentos que proporcionan una buena carga de nutrientes que el cuerpo necesita para su buen funcionamiento, así como los nutrientes que le permite tener un sistema inmunológico fuerte, listo para aumentar la inmunidad y mejorar la respuesta de nuestro organismo frente a diversos padecimientos.

¿Quieres conocerlos? A continuación te los... Ver más presentamos:

Ajo


Los números hablan por sí mismos: un diente de ajo contiene 5 mg de calcio, 12 mg de potasio y más de 100 compuestos de azufre lo suficientemente eficaces para derrotar a las bacterias. Su poder se evidencia por el hecho de que fue utilizado como droga anti-gangrena durante la Primera y Segunda Guerra Mundial. Su sabor se puede discutir, ¡pero su efectividad vale la pena!

Cúrcuma


La curcumina, un compuesto orgánico que se encuentra naturalmente en la cúrcuma, tiene un fuerte efecto antiinflamatorio. También se ha encontrado que puede fortalecer la membrana celular, haciéndola más resistente a cualquier infección. Además, es una gran fuente de vitamina C y potasio.

Jengibre


Según los científicos, el jengibre puede fortalecer las funciones protectoras del sistema inmunológico. Un estudio de 2008 mostró que activa las células T responsables de destruir las células infectadas. Además, el jengibre tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

Miel


Si deseas disfrutar de los beneficios para la salud de la miel, debes olvidarte de esta miel de color amarillo claro producida en masa. Todo el poder curativo de este superalimento está escondido en frascos de color marrón oscuro: la miel de trigo sarraceno es la más saludable. La Organización Mundial de la Salud (OMS) lo clasifica como una sustancia con propiedades calmantes y antiinflamatorias; funciona muy bien para el dolor de garganta al crear una membrana protectora. ¡Solo recuerde no dar miel a los niños hasta que tengan un año!

Té negro


¿Suena demasiado obvio? Para todos aquellos que se preocupan por la inmunidad, el poder de esta bebida puede ser una sorpresa. Según un estudio de investigadores de Harvard, las personas que bebieron 5 tazas de té negro al día durante 2 semanas, tenían 10 veces más interferón que el grupo que consumió el sustituto caliente.

Los interferones (un tipo de proteína) activan las células del sistema inmunológico, aumentan la velocidad de reconocimiento de una infección, fortalecen la resistencia de las células sanas a la infección por virus e inhiben la multiplicación de agentes patógenos.

Nueces


La vitamina E puede estimular la respuesta inmune y, curiosamente, juega un papel más importante que la tan popular vitamina C. Los frutos secos están llenos de esta vitamina; solo necesita un puñado al día para proteger eficazmente el cuerpo contra las infecciones.

Yuca


Todas las frutas ricas en betacaroteno serán las aliadas de la inmunidad. Este compuesto se transforma en vitamina A, lo que garantiza una piel sana. Esta, a su vez, es la primera barrera a la que se enfrentan las bacterias. De hecho, la yuca contiene casi el doble de betacaroteno que una zanahoria.

Hongos asiáticos


El efecto fortalecedor de los hongos naturales en Asia, como shiitake, reishi, cácea y madreselva, está científicamente probado. Es un verdadero tesoro de sustancias que mejoran nuestra inmunidad. Contienen polisacáridos (estimulantes de la respuesta inmune), glicoproteínas (encargadas de reconocer los anticuerpos), ergosterol (que es fuente de vitamina D) y triterpenoide (que presenta propiedades antiinflamatorias). Hay que buscar estos aliados en las tiendas naturistas. ¿Quizás te sirva de inspiración para explorar los secretos aromáticos de la cocina asiática? Ver menos

¿Cuáles son las mejores fuentes naturales de zinc?

Hace 1 mesesWebMaster
El zinc es un oligoelemento necesario para humanos, plantas y animales. Aunque está presente en pequeñas cantidades en el cuerpo humano, se encuentra en todas las partes de nuestro cuerpo: órganos, tejidos, huesos y músculos.

El zinc es fundamental desde la concepción porque es responsable de la correcta división celular en la fase prenatal. Ayuda a evitar defectos de... Ver más nacimiento y nacimientos prematuros. En los niños, es fundamental para el crecimiento, el peso y el desarrollo de los huesos. Protege a los hombres contra la hipertrofia prostática y, en las mujeres, alivia los síntomas relacionados con el síndrome premenstrual.

Un nivel demasiado bajo de zinc en el cuerpo reduce la inmunidad. El zinc activa las áreas del cerebro responsables del gusto y el olfato. También es esencial para la piel, las uñas y el cabello, ya que acelera la renovación celular de la piel.

¿Dónde encontrar zinc?


Ostras, camarones y otros mariscos
Las ostras no solo son afrodisíacas, sino también la mejor fuente natural de zinc. Sólo 100 g de ostras cubren el requerimiento diario de este elemento. No tienes que preocuparte por comer demasiado zinc si consumes mariscos. Ya que nuestro cuerpo puede deshacerse fácilmente del exceso de zinc de fuentes naturales. Para los que no les gustan las ostras, pueden probar con los camarones. Contienen un poco menos de zinc que las ostras, pero también son una excelente fuente de proteínas, sin exceso de calorías.

Ajo
La lista de beneficios de comer ajo es larga: es un antibiótico natural, aumenta la inmunidad, cura los resfriados, mantiene un corazón sano y tiene propiedades anticancerígenas. Comer un diente no satisfará el requerimiento diario de zinc, pero agregar ajo a tus platos es agregar una porción de zinc a tu dieta diaria.

Sésamo
Las semillas de sésamo crudas, horneadas o molidas en una pasta de tahini son una gran fuente de zinc. En 100 g de sésamo encontramos 10 mg de zinc. Para quienes gustan de los sabores exóticos, se recomienda el hummus. Pero cuidado con las semillas de sésamo dulce: el azúcar reduce la absorción de zinc, por lo que un bocadillo de sésamo dulce hará más daño que bien.

Almendras
Un puñado de almendras al día apoya, entre otros desarrollo muscular, afecta el cerebro, ayuda a aumentar la libido. Las almendras también contienen zinc, además del selenio y la vitamina E. Ver menos

Zanahorias: un superalimento cargado de vitaminas

Hace 1 mesesWebMaster
Las zanahorias son una de las verduras más consumidas. Es una de las primeras verduras que aparece en la dieta de los bebés; además, mejora la vista, promueve un buen bronceado y regula la digestión. Las zanahorias también se usan ampliamente en la cocina: a menudo se sirven en nuestras mesas ensalada de zanahoria y manzana, zanahoria con guisantes y jugo de zanahoria fresco.

... Ver más Pero, además de esto, ¿Sabes por qué la zanahoria es considerado como un superalimento?

Pues bien, los nutricionistas consideran que la zanahoria es uno de los ocho productos alimenticios más valiosos. Hay 60 variedades de esta hortaliza conocida en todo el mundo, entre las que se encuentran la blanca, amarilla, violeta y negra, pero la estrella más grande con diferencia es la naranja, que fue criada por los holandeses en el siglo XVII.

Hoy en día, las zanahorias que se consumen regularmente tienen un efecto relajante sobre los vasos sanguíneos y reducen el colesterol, bloquean el benzopireno cancerígeno en el humo del tabaco, tienen propiedades antiparasitarias y estimulan el funcionamiento del sistema urinario.

¿Quieres saber por qué la zanahoria es un auténtico superalimento? A continuación te lo decimos:

Zanahorias para el estreñimiento
Por su alto contenido en fibra, la zanahoria regula la digestión y ayuda a combatir el estreñimiento. Cuando se cocina, contiene menos fibra, por lo que es más fácil de digerir y alivia las irritaciones del estómago. Así mismo, las sopas de zanahoria hervidas son buenas para la diarrea.

Zanahorias versus la aterosclerosis
Debido a la presencia de pectinas, las zanahorias pueden reducir los niveles de colesterol en sangre, siendo una valiosa prevención de la aterosclerosis y sus complicaciones. Los flavonoides relajan las paredes de los vasos sanguíneos, lo que ayuda a mejorar el flujo sanguíneo a través de los vasos coronarios. Por lo tanto, las personas expuestas al desarrollo de hipertensión, aterosclerosis y cardiopatía coronaria a menudo deben alcanzar las zanahorias.

Zanahorias: vitaminas para los ojos y la piel
Las zanahorias son una fuente muy rica de vitamina A , que está oculta en forma de beta, alfa caroteno y otros carotenoides. Al comer 100 g de zanahorias, le proporcionas a tu cuerpo hasta cuatro veces la dosis diaria de esta vitamina.

Zanahorias: uso en cosméticos
Al beber un vaso de jugo al día, puedes cuidar de manera integral tu piel: la vitamina A regula el trabajo de las glándulas sebáceas y afecta la regeneración de la epidermis. La industria cosmética, que procesa las zanahorias en cremas y aceites, conoce sus propiedades beneficiosas desde hace mucho tiempo.
Por otro lado, las zanahorias son ingredientes bastante comunes en preparaciones antiarrugas, cremas bronceadoras y mascarillas nutritivas. Las semillas de zanahoria silvestre también son útiles en cosmetología: el aceite que se produce a partir de ellas se usa para masajes porque hidrata y nutre.

Y contienen vitamina E (que neutraliza los radicales libres que provocan el envejecimiento de la piel) y tocoferol, que ayuda a que la piel se regenere tras una exposición excesiva al sol. Ver menos

9 superalimentos para combatir el estrés

Hace 1 mesesWebMaster
El estrés combinado con una alimentación poco saludable es una mezcla explosiva. Por tanto, no merece la pena sucumbir a las tentaciones que se activan en situaciones nerviosas, cuando el organismo nos demanda más azúcar y grasa.

Entonces ¿Qué alimentos nos pueden ayudar a combatir el estrés?

1. Pistachos
Comer dos porciones de... Ver más pistachos al día apoya positivamente la terapia anti estrés. En situaciones de nerviosismo, nuestros vasos sanguíneos se contraen, aumentando la presión arterial. Las sustancias contenidas en los pistachos garantizan que no se obstaculice el flujo sanguíneo. Y sobre todo: ¡el solo hecho de pelar pistachos puede tener un efecto terapéutico!

2. Vegetales de hoja verde
La principal ventaja de estos productos es la abundancia de ácido fólico, que ayuda a producir neurotransmisores, como la dopamina y la serotonina. Un estudio de 2012 encontró una relación entre la cantidad de ácido fólico en el cuerpo y la depresión. Las personas cuyas dietas son ricas en espinacas, acelga y col tienen menos probabilidades de desarrollar esta enfermedad.

3. Vegetales encurtidos
La flora bacteriana intestinal tiene un gran impacto en nuestro bienestar y nivel de estrés. Las señales de esta parte viajan al cerebro a través del nervio vago y regulan nuestro bienestar. Entonces, si tienes que trabajar bajo presión, cuida especialmente tus intestinos. Puedes hacer esto al incluir alimentos encurtidos o yogures con probióticos en tu dieta.

4. Salmón
En primer lugar, el salmón, pero también el bacalao y las sardinas, son pescados extremadamente ricos en ácidos grasos omega-3. De hecho, consumir productos ricos en esta sustancia reduce la ansiedad hasta en un 20 por ciento. El pescado actúa como antidepresivo, pero sin efectos secundarios. Una alternativa para los veganos puede ser la verdolaga, una hierba comestible.

5. Arándano
Los antioxidantes responsables del color púrpura oscuro de los arándanos están involucrados en la producción de dopamina, una hormona que regula el estado de ánimo. Además, la vitamina A, E y el magnesio, que abundan en los arándanos, ayudan a reducir los niveles de estrés.

6. Frutos secos
La merienda perfecta durante un día exigente. Los frutos secos son ricos en magnesio, conocido por sus propiedades anti estrés. También suponen una excelente forma de relajar los músculos de forma natural.

7. Aguacate
Los aguacates contienen vitaminas B que ayudan a aliviar la ansiedad y el estrés. Además, gracias al contenido de potasio y grasas insaturadas, apoya el trabajo del sistema circulatorio, reduciendo la presión arterial.

8. Chocolate negro
El chocolate negro contiene anandamida, una sustancia química cannabinoide conocida como el "compuesto de la alegría". Funciona de la misma manera que el THC en la marihuana, pero a diferencia de la marihuana, no afecta a todo el cerebro, por lo que puedes sentirte bien sin perder la cabeza. Una dosis diaria de chocolate amargo te ayudará a lidiar con el estrés de manera efectiva.

9. Semillas y granos
La soja, la calabaza, las semillas de girasol y el sésamo son ricos en triptófano, un compuesto orgánico de la familia de los aminoácidos, que el cuerpo convierte en serotonina. Y se ha demostrado que las personas nerviosas y agresivas, después de complementar su dieta con este ingrediente, se sienten mucho más relajadas. Ver menos

Regístrate ¡es Gratis!